Desperdicio es todo aquello que no sea la mínima cantidad de equipo, materiales, piezas, espacio y tiempo de los trabajadores y que sea absolutamente esencial para añadir valor al producto.             Shoichiro Toyoda, Presidente Toyota

  1. Sobre producción: procesar artículos más temprano o en mayor cantidad que la requerida por el cliente.
  2. Exceso de inventario: excesivo almacenamiento de materia prima o materiales, producto en proceso y producto terminado.
  3. Retraso y esperas: personal esperando por información, instrucciones, piezas que son necesarias para realizar su trabajo.
  4. Transporte y envíos: mover trabajo en proceso de un lado a otro, incluso cuando se recorren distancias cortas.
  5. Desplazamientos y movimientos: cualquier movimiento físico o desplazamiento que el personal realice que no agregue valor al producto o servicio.
  6. Sobre procesamiento y actividades que no agregan valor: procedimientos innecesarios o que no agregan valor. Utilizar herramienta o equipo inapropiado, desarrollar características o funciones en los productos que no son valorados por los clientes.
  7. Rechazos, fallos y defectos: corrección de errores y re-trabajo derivado de la identificación de no conformidades o por devoluciones del cliente, destruir o reprocesar productos que no reúnen las condiciones óptimas de calidad.
  8. Competencias y talento humano: no aprovechar la creatividad e inteligencia de los colaboradores, sus competencias y potencial para eliminar desperdicios.