Existe gran variedad en el mundo del stretch film  y su aplicación depende del tipo de producto y la logística que conlleva.

Es muy importante que el usuario de la película brinde información sobre las especificaciones de sus productos y sus procesos de empaque y embalaje para que se le pueda ofrecer una película adecuada a sus necesidades y que pueda tener un excelente desempeño.

Lo esencial es ofrecer un producto que sea óptimo en rendimiento para no generar desperdicios e inversiones innecesarias.

Si el consumo de película es muy bajo, es algo que no requiere demasiada fuerza de contención o simplemente espara protección de productos, se puede recomendar el uso de película manual, en cambio, si el volumen de tarimas a emplayar por día es muy elevado, puede recomendarse la implementación de una máquina, la cual requiere película automática.

El tipo de película y el calibre, dependerá del tipo de carga y su transporte habitual así como otros factores, por tanto es necesario que cuentes con una asesoría personalizada para poder encontrar la película que mejor se adecúe a tus necesidades al mismo tiempo que se genera un ahorro en operaciones.

Te invitamos a contactarnos, para nosotros será un placer asesorarte.